Según se ha referido, la korrika tiene un doble objetivo y para su consecución utiliza varias herramientas, como carteles de muchos tipos y a color, un dossier explicativo del itinerario de cada korrika y mensajes, anuncios de prensa, conferencias informativas,... al objeto de cumplir el objetivo que se impulsa, el distintivo korrika lagun (para que se muestre en las tiendas y bares), publicidad y la esponsorización de las actividades, la venta de kilómetros, la recaudación de día completo que se realiza en las calles y barrios de los pueblos...con la intención de cubrir el objetivo económico.

En todas las ediciones de la korrika han sido cientos de miles los participantes.

Desde que se inicia la Korrika hasta que termina, el testigo pasa de mano en mano, kilometro a kilometro, entre los corredores. Es un trabajo colectivo y por lo tanto, el hecho de que el testigo llegue a destino es una labor que exige la participación de todos; y el testigo que transcurre de mano en mano, además de eso, representa también la transmisión entre todos. En el interior del referido testigo, una vez la korrika llegue a destino, reside el mensaje que un euskaldun conocido leerá y mientras tanto se guarda en secreto. El testigo en si mismo es una obra de arte, esto es, una obra de arte y de diseño expresamente diseñada para la korrika por el conocido escultor Remigio Mendiburu en 1980. El testigo esta confeccionado como para poderse abrir y en su hueco interior se introduce el escrito que al finalizar se lee. En 1995, a las puertas de la novena Korrika, una vez atravesada Euskal Herria 8 veces y antes de estropearse totalmente, AEK ofreció al Museo San Telmo el testigo realizado por Remigio Mendiburu al objeto de que el testigo estuviera visible para los ciudadanos y su sustituto, copia del anterior, lo realizó el escultor Juan Gorriti.

I LEFKANTUN

 

El primer Lefkantun se enmarcó dentro de la 5° marcha por la Oficialización del Mapuzugun organizada por distintos grupos sociales, educacionales y políticos de Gulumapu. 

Esta iniciativa autónoma, fue abierta a todo público y de carácter familiar donde destacó la participación de los chillkatufe del Koneltun Mapuzugun Mew de walüng 2016.

La idea de animar a la gente a sumarse a esta actividad de revitalización de la lengua y la cultura toma como ejemplo la experiencia vaska a travéz de la denominada Korrika que ya lleva 20 versiones.

EXPERIENCIA VASCA

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

   La Korrika, organizada por la Coordinadora de Euskaldunización Alfabetización (AEK), es la gigantesca marcha que a lo largo de toda Euskal Herria se realiza en favor del euskera. Sus metas son avivar la conciencia a favor del euskera así como recabar recursos económicos para reforzar la labor tanto de los euskaltegis como de las gau-eskolas.

    Desde que se organizó la primera korrika que atravesó Euskal Herria desde Oñate hasta Bilbao en 1980, es la actividad de mayor participación y una de las más importantes que se organizan en favor del euskera y la que por encima de divisiones administrativas atraviesa el pueblo del euskera, el territorio del euskera de parte a parte.

Edurne Brouard
Auñamendi Eusko Entziklopedia
2013

http://www.euskomedia.org/aunamendi/54923

KIÑE LEFKANTUN

 

Oficialización ti wüne kiñe lefkantun konkülekey ti kechu xekañmawün tañi fanenpegeam ti mapuzugun mew, fillke xikiñkeche amulkelu.

Feytachi kizukunu llitugekelu, kom che konkey ka pu reñamwenke che konkey, femechi amulgekel, fey ti pu chillkatufe konkelu ti koneltun mapuzugun mew walüg 2016.

Feytachi zugu entugekey tañi wenunpeñmayal taiñ mapuzugun, tañi mogelgetual, ka fey inayentugey tüfachi zugu ti pu vazko egün tañi femkel, zew kuifitu mew femekekigün epu mari kechi zew lefkantuygün.

En todas las ediciones de la korrika han sido cientos de miles los participantes. El movimiento que en torno a la korrika se genera muestra la elección que a favor de la recuperación del euskera realiza la población de Euskal Herria. La korrika ha llegado a constituirse en un acontecimiento bianual que sacude a la población de Euskal Herria. En número de los participantes aumenta sin cesar, en la organización de la korrika miles de colaboradores trabajan en las comisiones que se constituyen en cada pueblo y barrio, y mientras dura la campaña se celebran cientos de festejos, actividades culturales y análogos.